Una curiosidad sobre el verbo gustar

Ver más Análisis sintáctico 31 octubre, 2007

Hablando es español con una austríaca, me ha llamado la atención su frase:

A todo el mundo le gusta mucho los árboles.

Supongo que habrá pensado:

Allen gefallen die Bäume.

En ambos idiomas, el verbo concuerda en número con el sujeto, la cuestión es: ¿cuál es el sujeto en nuestro caso?

A todo el mundo le gusta mucho la naturaleza.

A todo el mundo le gustan mucho los árboles.

Es un defecto de nuestra forma de hablar, para nosotros el suejeto es la segunda parte subrayada, deberíamos decir:

La naturaleza le gusta mucho a todo el mundo.

Los árboles le gustan mucho a todo el mundo.

También es un caso raro que a todo el mundo lo consideramos singular, así que repito más ejemplos de lo mismo.

La naturaleza le gusta mucho a mi hermano.

Los árboles le gustan mucho a mis hermanos.

De todo esto, la cuestión más relacionada con la gramática alemana, es esa sensación que todos habremos tenido alguna vez, que su opinión sobre qué gusta a quién parece invertida.

Me refiero que para nosotros, la cosa que gusta es el sujeto, y la persona a la que le gusta es el objeto indirecto, mientras que para ellos, la persona a la que gusta es el sujeto, y la cosa que gusta es el acusativo (objeto directo).

En la siguiente típica frase, quién no ha tenido la sensación de que el hablante (sujeto) presume de que gusta a la otra persona. Disculpad la bestialidad de la traducción, insisto, es la sensación que da…

Ich mag dich.

Yo te gusto.

Tiene sentido, si lo comparas con:

Ich gebe dir Geld.

Yo te doy dinero.

2 comentarios en Una curiosidad sobre el verbo gustar

joe dijo el 30 septiembre, 2008 a las 3:30

Yo pienso que cada idioma tiene su “espiritu”, la forma preferida por sus hablantes para expresar sus ideas y sentimientos.
Esta forma del verbo gustar es muy peculiar, desde hace mucho tiempo me inquietaba, especialmente cuando tenia que explicarsela a los extranjeros, pero no es nada extrana y al contrario, si muy hermosa.
Es como decir que la cosa gustada tiene cierto encanto por si misma y es ella quien atrae al observador.

Es una estructura muy frecuente en idioma con estructura ergativa, tales como el Hindi, las lenguas del Caucaso, como el Georgiano, y mas.

Muchos idiomas como el ingles (I like…), el portugues (Eu gosto de…), el frances (J’aime…), el chino mandarin (wo xihuan…) prefieren la forma del aleman, es decir, Sujeto + verbo + Objeto.

Aunque en espanol tambien coexista la misma estructura que en portugues (Yo gusto de…), esta forma es considerada arcaica y poco utilizada en la lengua comun.

Responder

Ross cervantes dijo el 25 enero, 2012 a las 18:52

paginas muy interesante para el aprendizaje de aleman

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *