Por qué en Suiza no existe la ß (Eszett)

Ver más Cultura 19 abril, 2008

Es curioso cuánta gente sigue convencida de que «después de la reforma de la gramática alemana, la ß ya no existe». Pues no, nada más lejos de la verdad. Lo que pasa es que su uso, por fin, se reglementó siguiendo una simple regla fonética: tras vocal corta ? 2 consonantes (en este caso se pone ahora «ss»: Fluss), y tras vocal larga ? 1 consonante (para eso está la ß: Fuß, Straße).

Ahora bien, lo que sí es verdad es que la ß no existe en Suiza (¡pero tampoco antes de la reforma!). ¿Por qué? Pues, hay una triple explicación (las primeras dos de las cuales no pesan tanto como la última):

1. Razones gráfico-históricas: Hay quienes dicen que la fuente Antiqua se empezó a utilizar en Suiza antes que en Alemania, y entonces, supuestamente, aún no se disponía de la ß en esta fuente. (Sin embargo, consta que en los libros impresos a finales del siglo XIX sí se encontraba. Y hasta en los periódicos suizos se empleó hasta los años 40.)

2. Dificultades técnicas: Otros querían inculpar esta falta a los teclados de las máquinas de escribir de un país plurilingüe (alemán, francés, italiano, romanche), donde a los acentos franceses se les daba prioridad en un teclado limitado de espacio. Pero si realmente se hubiera dado esta misma importancia a la ß, seguro que habría sido posible incluirla.

3. Diferencias dialectales: Esta parace ser la única razón plausible, a saber: en los dialectos suizos del alemán, además de la diferencia entre vocales largas y breves existen también consonantes débiles (simples) y fuertes (dobles). Aquí precisamente radica la diferencia, pues las consonantes fuertes se pronuncian con una breve detención sobre estas (como en italiano): offen en suiza se pronuncia [of-fe], Straße ? [Stra:s-se]. De esta forma resulta posible formar sílabas separando las consnantes dobles (Stras|se) lo cual no sería posible con la ß.

De esta manera hemos aclarado dos misterios: 1. cuándo se utiliza esta letra tan alemana (que, por cierto, sufre cada vez que alguien la llama «la beta esa rara», pues «una s rara» sí es, pero con una beta [ß, «b» en griego clásico, «v» en griego moderno] no tiene nada que ver), y 2. por qué los suizos prescinden de ella.

Para quien quiera saber más:

Alex Gahr

Un comentario en Por qué en Suiza no existe la ß (Eszett)

alexis orellana dijo el 26 noviembre, 2010 a las 8:12

Quisiera puntualizar que la grafía de la beta griega es distinta a la de la eszett alemana. Tal como se puede apreciar en el título de este artículo, la eszett va completamente sobre la linea de escritura (con ciertas excepciones en cuanto al estilo gráfico); por lo tanto, es una letra alta como la “h” o la “d”. Además, el trazo de la mitad derecha de la letra es una linea ondulada semejante a un 3, pero continua, sin vértices.
La beta griega, por su parte, en su primer trazo (es decir, el lado izquierdo de la letra) comienza por debajo de la línea de escritura y se alza hasta por sobre ésta, convirtiéndola en una letra baja y alta a la vez, como es la “f” o la “J mayúscula” en algunos tipos de fuente en estilo cursiva. También la mitad derecha de la beta s diferente, ya que posee un vértice interno idéntico al que describe el número 3 en su parte media.

eszett = ß

beta = ?

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *