La gran vergüenza

Ver más Proyecto web 28 abril, 2014

Es una auténtica vergüenza. Lo admito y me apena pero es así.

Yo no hablo alemán. De hecho, aún es peor, no sólo no hablo alemán, tampoco lo escribo y a duras penas lo entiendo.

No tengo tiempo (véase La gran razón) para practicarlo ni para mejorarlo.

Me encanta ayudaros, sino no tendría este proyecto, me encantaría poder opinar más cuando se participa en los retos diarios, pero es mejor que me mantenga al margen.

En ocasiones he hecho alguna intervención, breve y concreta, y aún así he cometido algún error.

Algunos lunes me reuno con tres mujeres que conversan en alemán. Algunos martes acudo a unas clases públicas. Pero es poco, qué voy a contaros, todos sabéis ya lo que cuesta aprender alemán.

Y así son las cosas … lo siento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *