Mensual: enero 2014

53 es el número clave

Ver más Proyecto web 27 enero, 2014

A la hora de generar contenido dinámico, en el sentido de contenido atractivo y actulizado, me he basado mucho en el planteamiento ‘publicar X elementos por semana durante un año’.

Por un lado, mantener el interés de un usuario durante 12 meses, ya sería un logro. Por otro lado, si pasado ese periodo sigue interesado, no importa que el material se repita, es difícil que lo recuerde y aunque le resulte familiar, podrá comprobar cómo ha ido progresando durante ese tiempo.

Por esta razón el número 53 es importante para mi. Tener 53 videos con adivinanzas me permiten ofreer un Hörverstehen cada semana. Pero tener 106 lecturas bilingües en alemán me permite poder ofrecer dos diferente cada semana durante 12 meses. Tener más de 1.825 palabras de vocabulario en alemán me permite ofrecer 5 palabras al día.

Por supuesto, el usuario siempre es libre de pegarse una panzada y devorar esa información en menos tiempo, pero me pareció entretenido que semanalmente te ofrezcan algún reto y que por otro lado tengas material para el estudio diario a tu propio ritmo.

Esto me vino muy bien cuando llegaron las redes sociales en las que debes tener un ritmo de publicación constante.

Cómo distribuir las publicaciones durante la semana (días, horarios y frecuencia) es otra cuestión que he resuelto a mi antojo.

Cómo se desarrolla Gramática Alemana

Ver más Proyecto web 20 enero, 2014

Gramática Alemana se desarrolla como buenamente se puede -jeje-.

Actualmente, a pesar de la crisis, trabajo unas 64 horas semanales, a parte de las cuales, tengo que encontrar tiempo para dirigir el proyecto y hacer las labores de diseñador y programador.

Me apoyo más que nunca en otras personas como un amigo que está escribiendo los guiones de las Vídeo-adivinanzas (Hörverstehen)  un vecino que está preparando unos textos que acompañarán el Vocabulario alemán en grupos semánticos.

Algunas noches, después de cenar, estoy tumbado en el sofá copiando textos en una tablet, lo que no es cómodo ni por la postura, ni por la tablet ni por los ojos que ya se me cierran, pero son tareas que no se harían de otro modo.

Aún así, algunas tareas se eternizan. La idea de utilizar los grupos semánticos para que las cinco palabras al día dejaran de ser aleatorias tuvo muchas implicaciones que sumadas a las circunstancias personales de los colaboradores, lo han demorado más de 12 meses.

Muchos poquitos es más que nada.

Ver más Proyecto web 13 enero, 2014

Hace tiempo tuve algunas ideas que hubiera puesto en marcha a base de hacer un elemento al mes. En el momento en que tienes la idea, te ilusionas y te gustaría llevarla a cabo cuanto antes. Si piensas que un año después a penas tendrás 12 elementos, te vienes abajo. La clave es pensar que ese tiempo pasará de todos modos y cuando llegues y mires atrás ¿querrás ver que al menos tienes 12 elementos o querrás ver que sigues sin tener ninguno?

Feliz Navidad 2013

Ver más Proyecto web 9 enero, 2014

Así ha sido la Navidad 2013 en términos operativos.

Por un lado, un bajón de visitas superior al bajón de Agosto. En otras palabras, más interesados en aprender alemán en pleno verano que en vacaciones de Navidad.

visitas en Navidad 2013

Por otro lado, un bajón en ingresos, tanto en ventas de libros como en ingresos por publicidad.

ingresos en Navidad 2013

Y no pasa nada, quiero decir, afortunadamente el resto del año funciona mucho mejor, pero claro, son meses-traba en los que a penas ingresas el equivalente al coste de producir uno o dos vídeos y así se avanzaría poco.

El proyecto Gramática Alemana a lo largo del tiempo.

Ver más Proyecto web 6 enero, 2014

Al principio me ocupaba tanto de la programación web como de los contenidos. Como era tan estudiante como los usuarios a los que me dirigía, suplia mi ignorancia consultando libros. Una vez tuve la base de la página web y una vez comprobé que el proyecto tenía cierto éxito (que en su momento parecía importante y ahora parece irrisorio) comencé a delegar las tareas de generación de contenidos en profesionales para centrarme en la dirección del proyecto y en el desarrollo web que es mi área profesional.

Mi vida durante este periodo, aunque en general ha sido bastante constante, inevitablemente ha tenido sus rachas. Al principio le dedicaba todo mi tiempo extra, unas 24 horas semanales. Después calculo que estuve entre 12 y 18 meses durante los cuales dejé el proyecto de lado porque me parecía terminado -jaja- y tenía otros intereses. Luego me di cuenta que estaba gastando energía en proyectos que no despegaban mientras que éste estaba creciendo sin prestarle atención así que decidí volcarme en él invirtiendo dinero propio en la subcontratación de profesionales. El proyecto creció durante varios años subvencionado por mi propio bolsillo hasta que en 2012 se me ocurrió probar a vender los libros, lo cual ha sido un gran alivio y me ha permitido continuarlo, cosa que no hubiera podido seguir haciendo por haberme comprado un piso.